TERCERA ETAPA: La Máquina

El punto de encuentro entre la técnica y la cultura del café.

Es el segundo instrumento de transformación del producto a disposición del barman: del café molido al líquido.

La ingeniería italiana ha ideado muchos tipos de máquinas para el café espresso, pero la cultura del bar queda atada a la máquina tradicional. La dosificación del café es decidida por el operador, que para conseguir una tacita de espresso se debe usar entre 6.5 y 7 gramos de café molido.